Rehabilitación arquitectónica y energética

El 99% de las viviendas españolas sufren pérdidas de energía innecesarias debido a un mal aislamiento térmico. Las principales pérdidas de esta energía se producen en las fachadas y cubiertas. Es por ello que un buen aislamiento térmico será fundamental para alcanzar niveles de confort óptimos e importantes ahorros energéticos.
Si bien el aislamiento es principal factor que incide en el confort y ahorro energético no es el único. Los sistemas de climatización también son responsables. A menudo en las viviendas se producen situaciones de disconfort térmico en alguna de las estancias o incluso dentro de una misma estancia sufrimos la estratificación de las temperaturas.
La calidad del aire que respiramos en el interior de nuestras viviendas es también muy importante ya que afecta directamente a nuestra salud y bienestar y a su vez, al ahorro energético. La mejor manera de mejorar la calidad del aire es instalando un recuperador de calor que permiten recuperar parte de la energía del aire climatizado del interior de las viviendas a través de un sistema de ventilación mecánica controlada que garantiza una renovación constante del aire interior durante las 24h. del día.
Este sistema de ventilación extrae de forma contínua el aire viciado de las cocinas y los baños e introduce aire fresco desde el exterior al resto de estancias, actuando como intercambiador del aire exterior con el aire interior sin que éstos se mezclen. De esta forma, en invierno la energía desprendida por el aire interior sirve para calentar el aire exterior que entra provocando un menor esfuerzo por parte del sistema de calefacción para alcanzar la temperatura de consigna lo que se traduce en un mayor ahorro energético. En verano, el sistema actúa de forma inversa: el aire interior ayuda a enfriar el aire exterior que entra en el sistema.

Los recuperadores de calor disponen de unos filtros que retienen las partículas contaminantes y mejoran considerablemente la calidad del aire que respiramos en nuestras casas. Estos filtros pueden ser especiales para determinadas partículas alergógenas como por ejemplo el polen o los ácaros.

Si estás interesado en reducir el coste de tu factura energética e incrementar el confort y bienestar de tu vivienda, contáctanos y te haremos un presupuesto y un informe energético de la rehabilitación de tu vivienda para valorar la conveniencia y retorno de tu inversión. Si lo deseas, además, podemos incluir el resto de las obras de rehabilitación que necesites (baños, cocina, dormitorios, distribución, …) ofreciéndote nuestro servicio de interiorismo y decoración. Recuerda que una vivienda rehabilitada energéticamente incrementa su valor de mercado un 20% aproximadamente.

Ejemplo rehabilitación energética edificio

La primera termografía muestra un edificio sin aislar o con un aislamiento deficiente. La energía que irradia desde el interior se escapa a través de la fachada y ventanas. La temperatura de la fachada es de 7° aproximadamente.

La segunda termografía muestra el mismo edificio una vez ejecutadas las obras de rehabilitación consistentes en el hiperaislamento de la fachada y substitución de ventanas. En este caso prácticamente no hay pérdida energética por la fachada y ventanas. La temperatura de la fachada es de 4° aproximadamente, muy similar a la del exterior.

ANTES

DESPUÉS

REHABILITACIÓN ENERGÉTICA

Si estás pensando en rehabilitar o reformar tu vivienda o edificio

Contacta con nosotros

“Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho.”

Antoine de Saint-Exupéry
Escritor y Aviador Francés
(1900 - 1944)